UNLP: Premian a estudiantes por proyecto espacial para explorar la Luna

La tercera edición de #T-TeC estuvo abierta por primera vez a jóvenes de todo el mundo y participaron más de 70 estudiantes e investigadores de disciplinas CTIM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). Los alumnos provenían de 22 universidades, pertenecientes a nueve países: desde Emiratos Árabes Unidos hasta Argentina, desde Turquía hasta El Salvador, pasando por Italia, Bélgica, Francia, Reino Unido y Suiza.

La ceremonia de entrega de los premios de #T-TeC 2021, que es promovido por las empresas Leonardo y Telespazio, se llevó a cabo en el Pabellón de Italia en la Expo 2020 de Dubái. El objetivo de ambas compañías es promover la innovación tecnológica en el sector espacial entre las generaciones más jóvenes, potenciar sus ideas e intuiciones e imaginar las tecnologías que marcarán el futuro.

Los participantes del concurso presentaron soluciones innovadoras dentro de cuatro macrotemas diferentes -Exploración Espacial, Servicio en Órbita, Aplicaciones y Plataformas de GeoInformación, Conciencia de la Situación Espacial y Gestión del Tráfico Espacial-, considerados de suma importancia para el presente y futuro del sector espacial.

Los 20 proyectos presentados fueron analizados por un jurado formado por representantes de Leonardo y Telespazio, miembros de la Agencia Espacial Europea (ESA), Italiana (ASI) y Emiratí (UAESA) y expertos del sector procedentes de siete países. El comité evaluó no sólo la cualidad innovadora de las soluciones tecnológicas presentadas, sino también su sostenibilidad. Se entregaron premios a los tres equipos finalistas y menciones especiales a otros participantes.

El proyecto «PULQUI XXI»

El proyecto presentado por la UNLP fue el «PULQUI XXI» (Exploración Espacial). «Es un vehículo de pequeñas dimensiones -un CubeSat de 3 unidades- que aspira a lograr el alunizaje más liviano y económico que se haya realizado hasta ahora», definió Franco Ruffini, recibido recientemente de ingeniero aeronáutico.

Según detalló, «lo que planteamos fue desarrollar cada uno de los subsistemas que están involucrados en el vehículo y, para lograr el alunizaje, lo que hicimos fue usar una tecnología novedosa que se llama tensegrity (tensegridad). Esas estructuras facilitarían los objetivos que estamos buscando. El proyecto está bastante desarrollado».

Participación internacional

La misión PULQUI XXI fomentó la colaboración de participantes de diferentes países. El equipo estuvo integrado por Franco Nicolás Ruffini, Facundo Julio Gavino, Sonia Alejandra Botta, Frida Angélica Alfaro Rodríguez (Universidad Nacional de La Plata) María del Pilar Oubiña (Universidad de Palermo), Lucila Sol Hermida (Universidad de Buenos Aires) Santiago Manuel Labayen (Universidad Argentina de la Empresa), por Argentina; Byron Thonatiu Escobar Benítez (Universidad Don Bosco) por El Salvador (también ingeniero aeronáutico egresado de la UNLP, actualmente trabajando en ese país); y Tomás Boschetto (ETH Zürich), por Suiza. El grupo recibió 6.000 euros como premio.

«La experiencia en Dubái fue muy buena en todos los sentidos. Una de las cosas que más valoramos con Tomás fue el interés que despertó nuestro proyecto en varios referentes del ámbito aeroespacial, en particular a los de Leonardo, y a los de la Agencia Espacial Europea que nos hablaron cuando nos dieron el premio. También los de Telespazio demostraron interés en colaborar con nosotros para llevar a cabo el proyecto. Eso nos motivó mucho más para seguir adelante», relató Franco. (InfoGEI)Jd

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *