Hito histórico: una sonda de la NASA tocó el sol

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) logró un hito por la Sonda Solar Parker que tocó el Sol para recolectar algunos «rayos». Voló a través de la parte más externa de la atmósfera de la estrella y su corona, y además recolectó muestras de partículas y campos magnéticos.

La sonda Parker atravesó un borde invisible que representa un «hito» para el estudio del Sol además de ser el paso más cercano de una sonda a nuestra estrella, según informó este jueves en una conferencia de prensa tras la reunión de la Unión Geofísica Estadounidense, en Nueva Orleans. En tanto, los resultados serán publicados en Physical Review Letters y en The Astrophysical Journal.

El llamado límite de la atmósfera solar, también conocido como la superficie Alfven, se ha cruzado y separa dos mundos: dentro de las partículas «atrapadas» por campos gravitacionales y magnéticos; y, por otro lado, fuera de aquellas que logran escapar de la atracción de los campos magnéticos y gravitacionales del Sol, y se dispersan en el espacio como viento solar.

Los datos indican que el primer cruce de esta frontera aún poco conocida se habría realizado el 28 de abril de 2021, cuando la sonda viajó a unos 13 millones de kilómetros de la superficie (18,8 rayos solares).

Desde entonces, la sonda que lleva el nombre del físico Eugene Parker, quien teorizó por primera vez la existencia del viento solar, ha cruzado la frontera varias veces. Un hecho que confirma que la atmósfera solar no es una bola lisa sino más bien «arrugada».

Solo el análisis de estos picos y valles que ondulan la superficie ayudará a comprender cómo los eventos que ocurren más profundamente afectan la atmósfera y el viento solar, el «motor» de las tormentas solares que periódicamente también afectan a la Tierra.

«Este es un gran momento para la ciencia solar», dijo Thomas Zurbuchen, Administrador asociado de la Dirección de misiones científicas de la NASA, y agregó: «Este hito no solo nos proporcionará una visión más profunda de la evolución del Sol y su impacto en el Sistema Solar, sino que todo lo que aprendamos sobre nuestra estrella también nos enseñará mucho sobre el resto del universo».

Así como el alunizaje permitió comprender cómo se formó nuestro satélite, tocar la atmósfera solar ayudará a descubrir información crucial sobre nuestra estrella y su influencia en el Sistema Solar.

«Al volar tan cerca del Sol, la sonda solar Parker ahora percibe condiciones en la corona solar como nunca antes», aseguró Nour Raouafi, científico del proyecto de la nave espacial en el Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins.

«Vemos evidencia de la existencia de la corona en los datos del campo magnético, los datos del viento solar y visualmente en las imágenes. De hecho, podemos ver la nave espacial volando a través de las estructuras de la corona que se pueden observar durante el eclipse solar total», explicó. (ámbito)

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *