Relanzamiento del programa Más Cultura

El presidente Alberto Fernández encabezó en Tecnópolis el relanzamiento del programa «Más Cultura», que otorgará a 400 mil jóvenes de todo el país un monto para acceder a bienes, servicios y prácticas culturales. «Tenemos que disfrutar de este tiempo. Lo peor quedó atrás. Viene un tiempo mejor, en el que el arte tiene mucho que ver. La cultura hace a la idiosincracia de un pueblo, va creando su autoestima, nos va dando fuerza», manifestó el mandatario. «El arte es algo que necesita el ser humano para vivir. No puede ser nunca otra cosa que popular, debe ser capaz de llegar a todos y todas sin excepción. Y si a alguno le cuesta que el arte le llegue tiene que haber un Estado que lo ayude a llegar», agregó.

El acto ocurrió en la Nave de la Ciencia, con la presencia del ministro de Cultura, Tristán Bauer; la directora ejecutiva de ANSES, Fernanda Raverta; y el secretario de Gestión Cultural del Ministerio, Maximiliano Uceda. Una platea compuesta mayormente por jóvenes esperó su comienzo escuchando cumbia y reggaetón de la mano de la DJ La Coneja China. Cuando cesó la música, los presentes cantaron de pie «Ya de bebé» y otros himnos de la militancia. Hubo actuaciones del trapero Malandro de América y la marplatense Shitstem, referente del hip hop. Ambos fueron presentados por Martín Rechimuzzi.

«Hay que alimentar estómagos, almas y mentes», remarcó el Presidente. Su discurso estuvo muy enfocado en la pandemia. «Hay un tiempo nuevo que está empezando. Hemos logrado sobrevivir a lo peor. Los argentinos nos hemos hecho expertos en eso. Aunque haya muchos que siembren el odio entre nosotros, diciendo que este pueblo no sirve para nada, somos un pueblo extraordinario que se repuso una y otra vez a los más terribles dolores. Muchas veces se sintió frustrado por las insuficiencias de la democracia pero nunca renunció. Estamos muy lejos de ser el pueblo que quieren hacernos creer que somos», dijo. La pandemia fue «un tiempo difícil para un pueblo que venía de una situación muy difícil, donde alguien decía ‘qué mala suerte caer en la educación pública'».

Resaltó el rol de la juventud ante el avance del coronavirus, ya que expresó «su solidaridad a cada rato, cuidando a sus mayores, auxiliándolos en las tareas, acompañando a los vacunatorios» y se abocó a «las ollas populares y la militancia social». «En medio de tanto malestar pudimos encontrarnos con conductas como esa. Somos sobrevivientes de un tiempo terrible; tenemos que celebrarlo. Fuimos responsables y solidarios», definió. Se refirió a la implementación del pase sanitario para eventos masivos como una medida para «salvar vidas y cuidar» a la sociedad, y rechazó el título de un diario que atribuía a esa medida una intención de «presión» para que los ciudadanos se vacunaran.

Para Bauer «viene un momento nuevo, de construcción, esperanza y trabajo para todos y todas». El ministro convocó a «celebrar la vida, este reencuentro»; y sintetizó el propósito del programa: «Sembrar cultura para cosechar libertades». En sintonía con las palabras del Presidente, tanto el ministro como Raverta aludieron al esfuerzo que les jóvenes hicieron en la pandemia. «Lograron algo que como generación tiene que ser reconocido y tenemos que agradecérselos: poner en pausa cuestiones importantísimas de su vida, sus proyectos personales, para cuidar a otras generaciones. Qué acto amoroso, valioso y absolutamente transgresor», expresó la directora de Anses. Y definió: «La cultura nos da herramientas para resistir. El arte permite pensar que el infierno puede terminar y puede venir otro tiempo. Todos creemos que merecemos un nuevo tiempo; ese tiempo es el del reconocimiento en el esfuerzo de cuidado que hicieron (los jóvenes) y de disfrutar y construir con otros y otras espacios comunes».

El programa de la cartera de Cultura, elaborado en articulación con ANSES y el Banco de la Nación, está dirigido a los beneficiarios y beneficiarias del Plan Progresar y jóvenes de entre 18 y 24 años que perciban la Asignación Universal por Hijo, Asignación por Embarazo y/o Pensión no Contributiva por Invalidez. Los inscriptos accederán a una tarjeta virtual con 5 mil pesos de crédito semestrales que podrán usar para ir al cine, al teatro, eventos musicales, museos y espacios culturales. También, para comprar libros, instrumentos y artesanías, pagar cuotas de cursos y talleres y obtener promociones en espacios y comercios. En octubre la iniciativa había quedado suspendida por decisión de la jueza María Servini de Cubría, quien la había tildado de «electoralista».

En Tecnópolis tomaron la palabra dos jóvenes que horas antes se habían enterado de que eran beneficiarios del programa. Guido, de 21 años, de San Martín, estudiante de Abogacía, agradeció al Gobierno por una «política que sólo puede ser posible con una gestión para el pueblo y no para otros intereses», ya que busca «achicar las desigualdades». También, por «darle a la cultura la importancia que merece». Florencia, de 19 años, de San Fernando, estudiante universitaria también, instó a pibes y pibas a anotarse y destacó que la iniciativa ponga «en marcha» a las industrias culturales. «Cualquier pibe de colegios públicos y populares puede sacarse las ganas de ir al cine, comprar un libro; tener derecho al disfrute, la recreación y tiempo de ocio. Todos lo merecemos», expresó.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *