El test argentino NEOKIT sería efectivo para diagnosticar la variante Ómicron

Los desarrolladores del test de diagnóstico NEOKIT, creado por Laboratorio Pablo Cassará en conjunto con el CONICET, aseguraron que el producto sigue siendo efectivo frente a la nueva variante del coronavirus ómicron que fue detectada en Sudáfrica a finales de noviembre y ya mantiene en vilo a varios países del mundo.

«Una de las ventajas de la tecnología de amplificación por PCR simplificada, es que conociendo las secuencias genómicas de las nuevas variantes se puede saber rápidamente si el test sigue funcionando como diagnóstico de covid-19», explicó Carolina Carrillo, investigadora del Centro Milstein y co-fundadora de NEOKIT SAS.

Gracias a esa particularidad, los investigadores evaluaron las mutaciones de la variante ómicron (B.1.1.529) publicadas recientemente y anunciaron que el test de diagnóstico que desarrollaron «continúa siendo efectivo» dado que «no se encuentran dentro de las zonas del genoma viral que detecta el NEOKIT COVID-19».

Este chequeo rápido «no es posible con los test de antígeno que requieren ensayos específicos con la nueva variante, y que por cuestiones obvias de seguridad no pueden realizarse rápidamente en cualquier laboratorio», aclaró Carrillo.

¿Cómo funciona el test?
El test utiliza la técnica de amplificación molecular isotérmica mediada por bucle (LAMP): para detectar el virus, se coloca la muestra en un tubo de reacción y se agrega el reactivo. La solución, violeta, se pone a calentar durante una hora y se observa si hubo un cambio en el color.

Si el color se mantiene violeta o lila, significa que el resultado es negativo. Por el contrario, si el color se torna azul o celeste, significa que esa muestra contiene rastros de SARS-CoV-2 y el resultado es positivo.

Las muestras utilizadas para el NEOKIT-COVID-19 pueden ser de un hisopado nasofaríngeo, bucofaríngeo, esputo y saliva, siempre y cuando el ARN se encuentre previamente purificado.

«La ventaja de este proceso respecto a otros que son rápidos pero serológicos, es que esos detectan los anticuerpos, que se producen después de que el cuerpo detecta que está el virus, reacciona y los produce, entonces hay un período que el cuerpo tarda en responder y puede dar falsos negativos, mientras que los métodos moleculares detectan el contenido genético del virus, son muy rápidos y efectivos», dijo Carrillo.

Además, «todo el proceso lleva poco más de una hora, mientras que la PCR lleva cuatro horas (la reacción), más todos los procesos de transporte», indicó.

NEOKIT se utiliza en 23 provincias argentinas y lleva vendidas 3.500.000 de unidades desde su lanzamiento en mayo de 2020, convirtiéndose en el test de diagnóstico de covid-19 más difundido geográficamente en el país.

Página/12

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *