Cómo sigue el congelamiento de precios

La secretaría de Comercio informó que, desde la implementación de «Más precios cuidados», el congelamiento hasta el 7 de enero próximo de más de 1430 productos, en el nivel vigente al 1º de octubre, se registra un descenso promedio de 7,6% en los precios de los artículos que contiene la nueva lista. Dicha variación corresponde a la comparación de los precios entre el día 19, inmediatamente antes de la entrada en vigencia el congelamiento (Resolución 1050/21) hasta el viernes 29. Tomando como referencia los precios al 1º de octubre, se observa que los precios de los productos relevados experimentaron un incremento del 2,1% en los primeros 19 días de octubre, y a partir del miércoles 20 hasta el viernes 29 mostraron una caída del 7,6%, señaló este sábado la Secretaría de Comercio Interior.

Dicha estadística se elaboró en base a la información que supermercados de todo el país envían a diario a la Secretaría de Comercio Interior bajo la modalidad de declaración jurada.

Pasados los diez días de tensión entre empresas y gobierno tras la firma del decreto que congela los precios de más de 1.430 productos, la Secretaría de Comercio Interior tiene un nuevo desafío por delante: garantizar que se extienda su cumplimiento. PáginaI12 realizó un recorrido para entender «el control de los controles» de precios: quién está a cargo, cuáles son los números oficiales, qué ven los municipios, qué pasa en las grandes cadenas y en los súper chinos.

Una vez decretado el congelamiento, gobernadores, intendentes, asociaciones de consumidores y otros actores sociales se pusieron a disposición del gobierno nacional con la intención de hacerlo cumplir. Disposición que también significaba una lucha de poder para obtener la potestad de sanción. Tras algunos malos entendidos del fin de semana, la primera certeza llegó este último jueves con la firma del decreto 745/2021 que no hace más que reafirmar la normativa nacional, pero era necesario publicarla para marcar la cancha.

El decreto aclara que los municipios tienen el poder de fiscalizar y controlar el cumplimiento, pero no de poner multas. En tanto el juzgamiento de las infracciones corresponderá a las provincias y a la Secretaría de Comercio Interior, que cuenta con sus propios inspectores en el AMBA. De acuerdo al mecanismo establecido, los y las inspectoras nacionales que encuentren una infracción deberán elevar un acta a la Secretaría de Comercio que admitirá las pruebas y dictará la resolución. En el caso de las provincias, cada una deberá, de acuerdo a su normativa local, decidir de qué manera trabajar con los municipios desde la fiscalización hasta la sanción.

Con los chicos, no
Otra de las incógnitas que se respondieron esta semana tiene que ver con la aplicación de la medida para comercios de cercanía. Si bien la Ley de Abastecimiento alcanza a toda la cadena de producción, comercialización y distribución sin discriminar su tamaño, la orden política de la secretaría de Comercio es aún no salir a fiscalizarlos: «A los comercios de cercanía los estamos monitoreando, y va a haber que reconocerle un poco de margen», determinó en declaraciones radiales Roberto Feletti, el secretario de Comercio de la Nación.

«La subsecretaria de Comercio Interior nos dijo que los controles habían sido un malentendido», cuenta a PáginaI12 Yolanda Durán, presidenta de la Cámara de supermercados chinos. Durán denunció que muchos súper chinos recibieron el último fin de semana inspecciones en masa. «Miraban los productos, el código de barra y dejaban una notita de la municipalidad diciendo que había que acogerse al congelamiento», continúa. Tras la denuncia pública fue recibida por las autoridades de Comercio que aseguraron que aún no van a sancionar a los comercios de cercanía.

Fernando Savore, presidente de la Federación de almaceneros de la provincia de Buenos Aires, FABA, insiste con llevar tranquilidad a sus colegas: » Los controles de precios no se están haciendo en los comercios de cercanía. Las fotos de los intendentes son en las grandes cadenas, no con nosotros», aseguró.

Sin margen
Savore y Durán coinciden en que no tienen margen de rentabilidad para participar en el programa. Ambas bocas de expendio se abastecen de hipermercados mayoristas y/o distribuidores que, en muchas ocasiones, les venden a un precio mayor al que propone el gobierno para el consumidor final. «El Pan Fargo de 350 gramos lo pagamos 140 pesos pero deberíamos venderlo a 84,56; para el aceite Natura de 3 litros perderíamos 200 pesos por cada venta de envase que hagamos. Puedo seguir pero no quiero que estemos hablando toda la tarde. No habría problema si es con solo un producto, el tema es que en todos empatamos o perdemos», explica Savore.

Los comercios de cercanía dicen estar dispuestos a participar en el programa siempre y cuando se regule el precio de venta desde los proveedores. El gobierno tuvo esta semana una reunión en este tono con los mayoristas, aunque aún no llegaron a un acuerdo.

Evaluación
Desde el punto de vista oficial, el cumplimiento del programa es «muy bueno». Los resultados del relevamiento en grandes cadenas hasta este último viernes mostraban que el 90 por ciento de los productos inspeccionados se encontraban al precio acordado. El porcentaje de abastecimiento era un poco menor, de casi el 80 por ciento, pero aún «por encima del promedio de cumplimiento histórico de precios cuidados», aseguraron a PáginaI12 fuentes de Comercio.

Sin embargo, hay excepciones. «Changomás está bastante por debajo de ese 90 por ciento; alcanzó un 62 por ciento en PBA y un 67 por ciento en CABA, por eso los llamaremos a hablar el lunes», aseguró Feletti. El secretario apuntó también contra la empresa Arcor, que «tiene algunos productos con bajo abastecimiento, como el tomate pelado entero o las galletas dulces sabor frutilla o vainilla». Una vez detectada la infracción, Comercio tiene la capacidad de aplicar la ley de abastecimiento que faculta a la cartera a efectuar multas o clausurar locales.

Desde los municipios coinciden en la evaluación. La Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires admitió que el stock es el incumplimiento más común registrado en 204 inspecciones de 43 ciudades: «Mientras que el 70 por ciento de los comercios cumple con los acuerdos de precios, apenas el 33 por ciento lo hace en stock», asegura el informe.

Los productos en los que más se cumple el acuerdo de precios son los alimentos. En particular, la harina de trigo, pan rallado, barra de cereales, manteca, queso rallado y bastones de merluza. Los productos con mayor cumplimiento de la variable stock fueron el jugo en polvo de naranja, el bizcochuelo de chocolate, la leche ultra descremada, el café instantáneo, la sal fina y los fideos. El organismo detectó incumplimientos en los precios del cacao, bizcochuelos, galletas, leche en polvo, jugos, toallas femeninas y puré de tomate. También apuntó a faltante en aceite, leche en polvo, ravioles, tapas de empanadas, bastones de merluza, supremas de pollo.

Página/12

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *