La Selección de vóley a cuartos de final

La Selección argentina de vóley logró materializar el trabajo que construyó desde que llegó a Tokio y, con una magnífica actuación, venció por 3-0 a su par de Estados Unidos en un partido al que llegaba urgido de una victoria para meterse en los cuartos de final, resultado que consiguió a pura furia deportiva sin ceder siquiera un set para continuar brillando en los Juegos Olímpicos. Tras su victoria sobre el combinado que fue bronce en Río 2016 y es actualmente cuarto del ránking mundial, el equipo conducido por Marcelo Méndez se medirá con Italia en la siguiente fase, de acuerdo al sorteo.

Con parciales de 25-21, 25-23 y 25-23 y con una soberbia actuación de todo el equipo (que tuvo en Facundo Conte y Bruno Lima a sus máximos goleadores de la medianoche japonesa, con 16 y 13 puntos, respectivamente), los argentinos conquistaron el boleto para meterse en la contienda entre los ochos mejores seleccionados de Tokio 2020.

El conjunto albiceleste, de muy buena tarea desde el inicio de su acción olímpica, también había tenido un gran partido ante Brasil, por fase de grupos, que perdió por 3-2 tras ir ganando 2-0, ante el histórico mejor equipo del vóley mundial.

Conte, muy emocionado, definió con precisión emotiva lo que fue el triunfo ante los estadounidenses: «Hoy logramos cambiar el curso de la historia». El destacado deportista, hijo de Hugo, bronce en Seúl 1988, celebró conmovido la victoria. «Estoy muy emocionado porque somos un grupo trabaja hace mucho tiempo junto, hace 12 años -contó, en diálogo con TyC Sports, apenas concluido el partido-. A medida que fueron pasan los años, se fueron agregando chicos, sumando valor a este equipo. Me pone muy feliz por todos nosotros. Dimos un paso importantísimo. Logramos, otra vez, como pasó en Río, tener una chance de oro, una chance soñada. Estoy muy orgulloso y emocionado por ser parte de este equipo. Tuvimos altos y bajos en todo el torneo, nos recuperamos, aprendimos, y hoy logramos cambiar el curso de la historia. Ahora es momento de disfrutar y mañana ya es otro día, esto pasa a ser historia, justamente. Y no vamos a parar hasta que caiga la ultima pelota».

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *