Covid: Salto sigue vacunando pero la región está al borde del colapso

La segunda ola de covid parece no dar tregua y el número de contagios, que ya ha puesto en jaque a toda la región del AMBA, se expande agresiva y peligrosamente hacia los distritos de la provincia interior.
En Salto, desde el día 5 hasta el 23 de abril, los casos activos de covid se incrementaron en un 330 %, pasando de 22 a 95. Es cierto que en el mismo periodo el número de personas vacunadas aumentó en 1968 nuevas inoculaciones, llevando el total de vacunados, siempre hasta el 23 de abril, a 5682 personas, esto es alrededor del 17 % de la población total del distrito, pero si tenemos en cuenta sólo las personas inscriptas dentro de los grupos poblacionales prioritarios para el programa de vacunación, ese porcentaje se eleva a niveles que bien podrían considerarse como óptimos, aunque podríamos disentir sobre la calificación de grupos prioritarios.
A las 600 dosis de la vacuna Covishield Astra Zeneca que llegaron el día miércoles 21, este sábado se sumaron otras 600 vacunas de Sputnik V, con las que se habrá de continuar la campaña de vacunación a mayores de 60 años, a partir del lunes 26, en el vacunatorio de calle San Martín.
Es cierto que la curva de contagios sigue en ascenso y ya enciende una luz de alerta en las autoridades sanitarias, aunque, al menos hasta este sábado, en el Hospital local eran 18 las personas internadas por covid, dos de ellas en la Unidad de Terapia Intensiva. Pero la situación epidemiológica es mucho más alarmante en algunos distritos vecinos: Pergamino no la está pasando bien, también están complicados Rojas y Colón, y hoy el intendente de Chacabuco, Victor Aiola, difundió el siguiente mensaje:
« Ojalá tomemos conciencia !
Terapia Intensiva casi llena, tercera ala también, un fallecido por día en nuestra ciudad, el personal de salud exhausto.
Debemos respetar las medidas para aplanar la curva de contagios.
Ahí deben estar dirigidas todas las energías de nuestra población.«
El que crea que Salto está exento de esto, se equivoca. Hay demasiada gente que se cree inmune a este virus, no utilizan barbijo, no guardan el distanciamiento social, hacen caso omiso a todas y cada una de las medidas preventivas, y no hablamos sólo de adolescentes, hay mucho adultos jóvenes y no tan jóvenes que actúan con absoluto desprecio por la salud de los demás, quizá sin darse cuenta que también ponen en riesgo la propia.
La pandemia avanza y no pregunta ideología, ni condición social, la única valla que se le puede poner es la vacuna y la prevención con responsabilidad ciudadana.-
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *