El Día Nacional del Músico será «Marcando el compás»

El 23 de enero de 1950 un vientre mágico daba luz a uno de los más grandes artistas que ha dado la música popular argentina en toda su historia: Luis Alberto Spinetta. 62 años después, tras una obra de belleza descomunal, hubo que soportar, lamentable e infelizmente, su fallecimiento. El mundo se vino abajo, para muchos, para muchas, pero lentamente se fue reconstruyendo sobre sus músicas, sus poesías… sobre su obra. Y una de las reacciones más justas fue la de declarar la fecha de su nacimiento como el “Día Nacional del músico”. Entonces, cada 23 de enero –desde hace siete años, cuando se tomó la decisión tras un proyecto presentado por la entonces diputada nacional Mayra Mendoza– pasa algo groso. Esta vez, será por la TV Pública, bajo un nombre que corre al ritmo del corazón: “Marcando el compás”. “Este año decidimos celebrar la fecha haciendo lo que más nos gusta: música”, introduce Diego Boris, presidente del Instituto Nacional de la Música, acerca de un programa especial destinado a tirar la casa por la ventana. “Lo que hicimos desde el INAMU fue relacionar toda una producción artística de once canciones, con mucha participación federal, dado que participan 132 artistas de las veinticuatro jurisdicciones del país. Es realmente un ejercicio de federalismo con igualdad en la participación. Esta es una experiencia inolvidable que enorgullece al Instituto”, destaca Boris.

El especial musical se podrá ver en vivo y en directo este sábado a las 19 horas –horario habitual del programa Unísono–, y contará con la dirección y los arreglos de Lito Vitale, además de la edición de Juan Belvis y Luciano Vitale, y la participación interactiva de nutridísimos combos en cada canción. Figuran –entre muchos más, claro– Pedro Aznar y Lidia Borda (“Tu amor”); Teresa Parodi, Luciana Jury y Mariana Carrizo (“Esa musiquita”); León Gieco, Jairo y el mismo Boris (“El desembarco”); Lisandro Aristimuño, Liliana Herrero y Liliana Vitale (“Tu nombre y el mío”); Peteco Carabajal, Luis Salinas y Fernando Barrientos (“Grito Santiagueño”); Paula Maffia y Paola Bernal (“El Twist del Mono Liso”); Juan Quintero, Emme y Andrés Beeuwsaert (“Cartas de amor que se queman”); Juan Carlos Baglietto y Julia Zenko (“Renaceré, preludio para el año 3001”); Hilda Lizarazu y Celsa Mel Gowland (“Viento dile a la lluvia”); Víctor Heredia y Maricel Pagés (“Azul y oro”), y Víctor Carrión y Luciano Vitale –junto a casi cincuenta músicos y músicas de todo el país— para un final a todo amor con “Cantata de puentes amarillos”, del gran Luis.

“Se podría haber tomado la fecha de muchos artistas para decidir el día de la música, pero justo coincidió que Luis había fallecido recientemente, y sin dudas fue uno de los músicos que impulsó de entrada en la creación del Instituto Nacional de la Música. Incluso fue uno de los primeros que hizo un video de apoyo, sabiendo que su imagen era muy fuerte, e iba a convencer a otros artistas”, evoca el presidente del INAMU, bajo el ánimo de destacar el acierto que significó el anclaje humano de tal día. Vitale, en tanto, va hacia el origen del proyecto. “Con Boris somos amigos desde hace muchos años, y estábamos con ganas de hacer algo con el INAMU. A su vez, yo tengo otro amigo con el cual he hecho varias producciones (Fernando Pini, de Ave Fénix Música), y pensamos que el día de las personas músicas se prestaba para hacer una movida súper federal”, señala el multiinstrumentista. “La idea era tender puentes entre músicos con mucha trayectoria, y músicos nuevos, de distintos rincones de la Argentina, y fue lo que hicimos. Yo no quise aparecer como músico, de hecho no toqué nada de lo que suena. Y me gusta mucho, porque solo me puse en la mente de productor general, y fui vinculando músicos a quienes, en muchos casos, no conocía”. Para lograrlo, uno de los creadores de MIA no solo recurrió a la ayuda de Boris, sino también a sus propios antecedentes en el rubro, como los proyectos “Vamos las bandas” o “Conectados”. “La verdad es que se armó un especial con una calidad musical hermosa, en el cual me siento muy orgulloso de participar. Obviamente es un granito de arena que sirve para ir hermanándose en esta necesidad de descentralizar la cultura, de hacerla más federal, más amplia”.

Página/12

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *