La Cámara de Apelaciones rechazó el pedido de recusación solicitado por el intendente Passaglia

Las pretensiones del passaglismo eran lograr apartar a la jueza de las 577 causas en las que entiende contra el municipio, en una clara maniobra desesperada por quitar del camino a una magistrada que ha sabido hacer lugar a los reclamos de los contribuyentes y de manera cautelar frenar el avance del municipio sobre los derechos de los nicoleños.

Según da cuenta el portal Primera Plan, para ello la gestión Passaglia, a través de la administración pública, amedrentó a la jueza en su domicilio particular y forzó la construcción de un “pleito” entre el municipio y la magistrada para luego solicitar su apartamiento.

En un duro fallo, la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de San Nicolás rechazó el apartamiento de la jueza estableciendo que “el instituto de la recusación es de aplicación restrictiva porque crea una molestia en la función judicial y en la distribución de los asuntos, y toda vez que es un acto grave -dado el respeto que se le debe a la investidura de los magistrados-, no es admisible que se la deduzca sin un fundamento consistente”.

Sobre el caso particular, el camarista Damián Cebey, aseguró que no se dan los presupuestos de “pleito pendiente” como causal de recusación. Principalmente, porque el “pleito” en cuestión es posterior al conocimiento de la jueza en la causa y no anterior como exige la doctrina. De no respetarse dicha “anterioridad” bastaría con promover un juicio cualquiera contra un juez para excluirlo y echar por tierra el principio de juez natural.

Con este fallo, el passaglismo sufre un nuevo revés judicial en sus intentos por corromper la independencia del poder judicial ante fallos que buscan frenar el afán feudal de una gestión que, como lo ha demostrado, va por todo. (InfoGEI)Jd

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *