En 2020 las jubilaciones recuperarán un cuarto de la pérdida de poder adquisitivo durante el macrismo

Un trabajo del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), analiza el poder adquisitivo de la jubilación mínima y de la recaudación del sistema previsional a septiembre 2020. Este año, los haberes jubilatorios subirán un 4,4 % en términos reales.

A pesar de todo pronóstico, en 2020 las jubilaciones habrán aumentado 4,4 puntos porcentuales en términos reales. Esta suba logra recortar un cuarto de la pérdida de poder adquisitivo durante el macrismo, que fue de casi 20 puntos. El mérito adicional es que ese recorte se produce a pesar de la pandemia.

El 2020 no tendrá sólo 4 actualizaciones jubilatorias sino que tendrá 5. Hay una movilidad jubilatoria que nadie vio ni cuantificó: la política de medicamentos gratuitos. Esta medida agregó 4% de recuperación real de las jubilaciones mínimas, recomponiendo el poder adquisitivo a través de un ingreso indirecto. El PAMI logró obtener, además, una fuente de financiamiento de la que antes carecía: el impuesto PAIS le otorga más de $60 mil millones en lo que va del año. Esto significa un proceso redistributivo muy claro desde sectores más pudientes, que acceden al dólar ahorro, hacia las y los jubilados de menores haberes.

Por otro lado, al comparar la dinámica salarial con la dinámica de las jubilaciones, hasta septiembre 2020 se observa que los haberes jubilatorios logran ganar poder adquisitivo mientras que los salarios no tienen el mismo derrotero. La brecha asciende a 14 p.p. de diferencia. Dicho de otro modo: en un escenario de retracción de los salarios, las jubilaciones mantienen poder adquisitivo e incluso mejoran su performance.

Decisión política

El incremento jubilatorio debe ser considerado al calor de la evolución de la recaudación, particularmente en la etapa afectada por la pandemia donde se visualiza una fuerte tendencia inversa: profunda caída de recaudación de ANSES con suba del gasto real en jubilaciones. La decisión de no perder poder adquisitivo toma real dimensión al considerar la caída de 10% en la recaudación real de los recursos de seguridad social a junio de 2020. Esto confronta con lo sucedido en los años previos donde la recaudación cayó 19,5% en términos reales y las jubilaciones acompañaron el proceso cayendo casi 15%.

Resulta contundente, en este sentido, la sensible reducción de la cobertura de gastos de seguridad social con aportes y contribuciones, que llega en junio de 2020 a sólo el 24%. Nunca antes el sistema de seguridad social había sido abastecido tan pobremente de los aportes y contribuciones y había requerido un complemento tan holgado de rentas generales para lograr afrontar los gastos.

Actualización en diciembre

Finalmente mencionar que, tal como anticipó CEPA en informes previos, la dinámica derivada de la fórmula macrista de actualización (con un atraso de seis meses) ha provocado que los aumentos determinados por decreto en 2020, en línea con la inflación, quedaran por debajo de los guarismos de la movilidad anterior. Esto se modificará en la actualización de diciembre de 2020.

Con la fórmula anterior el incremento ascendería a sólo 4,7% (ya que toma las variaciones de precios de abril a junio de 2020, que computan 5,6% y las variaciones de salarios del mismo período, de sólo 2,5%), mientras que si el decreto actualiza los valores según la variación de precios del trimestre previo, sumaría entre 12,2% y 10,5% (si se considera la evolución del REM-BCRA y la evolución ajustada del mismo), ganándole sustancialmente al valor de la vieja fórmula.

 

(InfoGEI)Jd

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *