No entendemos, no queremos entender o no nos importa ?

En el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia del Covid 19, Salto tiene alguna experiencia sobre las consecuencias epidemiológicas que suelen sobrevenir a las fiestas familiares.
Pero como decía «Ringo» Bonavena, «la experiencia es un peine que nos llega cuando ya estamos calvo», y así nos va…
Si hubiese un poquito más de responsabilidad individual en el comportamiento social, es muy posible que hoy Argentina no alcanzara los 158.334 infectados que registra el Ministerio de Salud y seguramente tampoco Salto llegaría a los 118 casos positivos que se dieron a conocer el pasado viernes y que hoy pueden ser algunos más.
Todo esto viene a colación porque este sábado por la noche, efectivos policiales y personal de la Dirección de Tránsito y Control Urbano de la Municipalidad local, respondiendo a denuncias de vecinos, tuvieron que intervenir en una fiesta de cumpleaños que se llevaba a cabo en calle Alte. Brown entre las arterias Camila Rolón y Francisco Flores, eventos estos que están claramente prohibidos conforme la situación epidemiológica por la que actualmente atraviesa nuestra ciudad.
Según el informe suministrado por las autoridades que tomaron cartas en el asunto, siete mayores que asistían a la celebración fueron traslados a la Comisaría local, donde se les labró actuaciones por infracción a los Arts.205 y 239 del C.P.
Cabe acotar que la fiesta, de la que además participaban cinco menores, se realizaba celebrando el cumpleaños de la dueña de casa, persona que dirige una muy reconocida institución de Salto y que precisamente, por esa condición, debería ser ejemplo de acatamiento a las disposiciones legales, a las que estamos obligados todos los ciudadanos.
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *