Que intervenga «la protectora», los gorilas están atemorizados

Lo que provoca pánico en esta especie semi-humana de simios, no es un hecho policial de los tantos que ocurren en el mundo, si no el avance de algunas causas penales contra la mafia que gobernó al país en los últimos cuatro años y muy especialmente, la sola mención de una post-pandemia con «ingreso mínimo universal».
El gorilaje se enfurece ante la posibilidad, bastante cierta, de terminar entre rejas si es que alguna vez el Poder Judicial resuelve hacer justicia y se deja de trabajar para los medios hegemónicos. El otro tema que siempre los puso locos y por el que demonizaron a Perón primero y luego a Cristina, es el de la distribución de la riqueza. Ahora ven como bastante posible que en Argentina, como en muchos otros países del mundo, cuando se salga de la pandemia del Coronavirus, se instale definitivamente lo del Ingreso Mínimo Universal, y eso no sólo los atemoriza, también los enfurece y hasta les revuelve las tripas, no sea cosa que ese acto de «populismo» los prive de contar con un servicio doméstico por dos pesos con cincuenta o lo que sería aún peor, que el hijo de quien les lava la ropa, alguna vez sea el médico al que tengan que acudir en busca de alivio a sus dolencias.
Estas son las cosas que tienen mal a los gorilas y por esa razón ahora buscan desesperadamente cambiar el eje de la discusión pública, que no se hable de Vicentin, que no se hable de las causas que llevan adelante jueces como Auge, Canicoba Corral, Ramos Padilla, Ercolini, etc. y que sólo se hable del crimen de Fabián Gutiérrez, pretendiendo hacerle creer a los distraídos que en esa muerte tiene responsabilidad el Estado Nacional y más puntualmente el kirchnerismo. Si hasta seis dirigentes de la asociación ilícita JxC emitieron un comunicado en términos vergonzantes para la convivencia democrática y para el mismo sistema republicano. Lamentablemente tuvo que ser el Presidente, algunos funcionarios y unos pocos legisladores nacionales, quienes tuvieron que salir a repudiar los dichos de ese documento, no hemos visto notas de repudio en el resto de la dirigencia política, ni siquiera por parte de intendentes o concejales del mismo espacio político y que en definitiva le deben su cargo al kirchnerismo.
Importa el comunicado de Juntos por el Cambio por la gravedad institucional que el mismo tiene, no pedimos que se salga a repudiar los mensajes venenosos del periodismo mercenario que hizo fortuna escudándose en la libertad de expresión, porque esos ni siquiera merecen una respuesta y estas líneas ya son demasiado.

Sergio Teves

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *