Juan Curutchet, responsable de haber otorgado créditos a la cerealera que ahora está en crisis, salió a la calle a protestar contra su expropiación.

El ex presidente del Banco Provincia, Juan Curuchet, participó en Capital Federal del “Banderazo” convocado en defensa de los propietarios de Vicentín, la principal exportadora de granos de capital nacional del país que tiene entre sus principales acreedores, al Banco público de la Provincia de Buenos Aires.
En efecto, el Banco de la provincia de Buenos Aries, verificó créditos por alrededor de $1800 millones en el concurso de acreedores de la empresa, un trámite judicial al que recurrió la firma con la intención de reestructurar la deuda y “achicar” el pasivo.
El Banco Público de la Provincia financió a Vicentín y está entre los acreedores que verían recortado su recupero como consecuencia de la crisis financiera provocada por los desmanejos de la empresa, lo cual generaría una importante pérdida de capital a la entidad bancaria oficial de los bonaerenses.
Resulta al menos sugestivo que quién prestó dinero del erario público a una empresa que estafó a más dos mil seiscientos pequeños productores y a la banca pública nacional y provincial, ahora se solidarice con el mismo grupo empresario.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *