SUICIDIO: Morir en la Comisaría

El viernes por la tarde, la muerte de un hombre joven que se hallaba alojado en uno de los calabozos de la Comisaría local, provocó una gran conmoción especialmente en el ámbito policial, donde inmediatamente se tomaron todos los recaudos tendientes a esclarecer las circunstancias del hecho.
Sebastián Mirabilio (39), que de él se trata, hasta el día anterior estuvo en su domicilio de calle Arufe s/n donde cumplía una condena con el régimen de prisión domiciliaria.
El día jueves y luego de una disputa con su pareja, dejó ese domicilio hasta el día viernes por la mañana que voluntariamente se presentó en la Comisaría, quedando detenido y alojado provisoriamente en uno de los calabozos todavía en construcción, ya que su traslado a una unidad penal debía concretarse ese mismo día a las 16:00 horas.
Alrededor de las 15:00 horas y mientras la oficial a cargo de su custodia le hablaba a través de la puerta metálica informándole de su traslado, el reo utilizando su propio pantalón jogging se colgó desde un enrejado que está a muy baja altura pero lo suficiente como para que quien quiere cometer un hecho de esta naturaleza, lo pueda hacer sin inconveniente. Cuando la custodia sospechó que algo no estaba bien, ya era demasiado tarde.
A partir de allí todas las actuaciones de rigor, médico de Policía, Policía Científica, Ayudante Fiscal, Comisario Jefe Comunal, Comisario Jefe Departamental y finalmente la morguera que traslada el cadáver de Sebastián Mirabilio hacia Lomas de Zamora, donde se le realizó la operación de autopsia que determinó muerte por ahorcamiento.
El cuerpo del occiso recién anoche le era entregado a sus deudos para las correspondientes exequias.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *