Política

Estuvieron en Salto intendentes y legisladores del Grupo Esmeralda

El Jefe Comunal Dr. Ricardo J. Alessandro, ahora identificado en este nuevo espacio que asoma con pretensiones de encarnar otra renovación del peronismo, oficio de anfitrión, el pasado viernes, cando encumbrados dirigentes del Grupo Esmeralda celebraron un encuentro de trabajo en nuestra ciudad.
En medio de un inusitado despliegue de seguridad, promediando la mañana arribaron al palacio Municipal los intendentes y legisladores del flamante espacio, entre ellos el jefe de Lomas de Zamora Martín Insaurralde, su par de San Martín, Gabriel Katopodis, el diputado Andrés Quinteros y otros.
A partir de las 10:30 horas, en el Salón Blanco los dirigentes visitantes ofrecieron una recortada conferencia de prensa, la que dio inicio luego de las palabras de apertura y bienvenida a cargo del Dr. Alessandro.
Decimos recortada porque la conferencia de prensa se limitó, por una cuestión de tiempo y agenda, a sólo seis preguntas, que los entrevistados respondieron para algunos “con altura” y para otros, haciendo gala de esa habilidad que ciertos funcionarios tienen para hablar mucho sin decir nada.
Por ejemplo nos hubiese gustado que el grupo se pronunciara categóricamente sobre la actitud de una CGT que le hizo cuatro paros al anterior gobierno por el tema ganancias y se mantiene casi indiferente ahora, cuando en el país aumentó exponencialmente la desocupación y ya hay 1.5 millones de nuevos pobre. No nos basta que el Sr. Katopodis nos diga que el Grupo tiene en agenda un encuentro con esa dirigencia gremial.
También hubiera sido oportuno escuchar alguna manifestación orgánica de ese espacio, acerca de la persecución política-judicial de la que es objeto la familia Kirchner, más aun cuando la gran mayoría de esos dirigentes pertenecieron al FpV hasta el 22 de noviembre de 2015 e incluso no pocos le deben su triunfo electoral al espacio liderado por CFK.
Se habló mucho de “estar con la gente”, de “escuchar los reclamos del pueblo”, se habló también de la necesidad de poner de pie a un peronismo golpeado por la derrota de 2015, de una nueva renovación “mirando hacia adelante” pero además hubo alguna perlita como, en el caso de Insaurralde, que incurrió en el grosero error conceptual (a nuestro juicio) de afirmar que “a Salto le va bien porque es un pueblo sojero”. Lo que demuestra que en las coquetas oficinas porteñas de calle Esmeralda, donde el grupo tiene su centro de operaciones, poco se conoce sobre los pueblos de la provincia interior, ignorando, en este caso, la importancia que para la economía de Salto, tienen los más de 30 millones de pesos que mensualmente mueven en el comercio local los trabajadores de empresas tales como Bagley y los frigoríficos La Anónima y Soy Chu.
Pero, son cosas de esta dirigencia política que, como el salteño Urtubey, no tienen reparos en decir que, desean que a este gobierno (el de Macri) le vaya bien, porque le irá bien al pueblo argentino, cuando en realidad saben que sí a este gobierno le va bien le irá bien a unos pocos, quizás también a ellos.
Finalizada la conferencia de prensa la comitiva cumplió con la visita programada a la planta Bagley, para luego participar de un encuentro partidario que tuvo lugar en la sede local del Sindicato de Luz y Fuerza, con un marco de alrededor de 60 personas.
La jornada política del Grupo Esmeralda en nuestra ciudad concluyó pasadas las 14 horas, con un almuerzo de camaradería en la popular Parrilla La Tranquerita, de Avda. Antártida y España.