Con el “cambio” avanza la destrucción de la industria nacional

Seguramente todo es cuestión de tiempo, más temprano que tarde, el tiempo demostrará que el gobierno de Cambiemos que encabeza el empresario Macri, no sólo es el más corrupto de la historia, sino que además llegó al poder con un objetivo claro: poner al Estado al servicio de sus negocios y destruir a toda la pequeña y mediana industria nacional, como así también a las economías regionales, que sólo son una especie de piedra en el zapato para los grandes de poder.
Para alcanzar ese objetivo, uno de los caminos es sin duda la apertura indiscriminada de la importación y la eliminación de controles a las cadenas de comercialización en el mercado interno.
La ausencia de un Estado que controle la podemos observar todos los días en nuestra propia ciudad, ya que esta no es una isla en el marco del acontecer nacional.
El programa de “Precios Cuidados”, milagrosamente todavía vigente en la teoría, alcanza a 450 productos de la canasta básica. En Salto brillan por su ausencia, sólo en el supermercado de la familia del Secretario de Comercio, pueden hallarse con un poco de suerte, entre diez y quince productos.
En los llamados Supermercado chinos no sólo no existen los precios cuidados, en muchos tampoco existen playas de estacionamiento; salidas de emergencia ni cumplimiento a las normas laborales vigentes.
Hoy se importa todo, manzanas, peras y vinos de Chile, pollo de Brasil, cerdos de Dinamarca y hasta el tomate envasado viene de Italia.
Un caso que daría risa sino fuese tan patético es el tomate perita enlatado de la arca “Molto”. Hasta no hace mucho tiempo este producto se producía y envasaba en Mendoza y además era libre de gluten, es decir “SIN TACC”. Ahora viene importado de Italia y encima dejó de ser sin TACC. Marolio gana más plata, aunque aquí se pierdan puestos de trabajo y los celíacos se jodan… ¡Ah! y el precio no bajó…

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *